Menú
Aplicaciones para aprender música jugando

Aplicaciones para aprender música jugando

Los autores han creado un conjunto de aplicaciones para ayudar a niños y jóvenes a aprender lenguaje musical de manera sencilla y divertida.

Es fácil admirar a un buen músico que nos deleita con su arte extrayendo hermosos sonidos de su instrumento musical. Sin embargo, el camino hasta llegar a ese punto es largo y difícil, sobre todo en sus comienzos.

DUPAO EN WHATSAPP

Para llegar a ser un virtuoso de cualquier instrumento, uno de los puntos de partida es aprender lenguaje musical. Si aprendemos este lenguaje de los músicos, necesario para poder interpretar una partitura, podremos:

  1. Reconocer el nombre de cada una de las notas que permiten crear una composición musical.
  2. Conocer cómo se representa cada sonido en el pentagrama.
  3. Saber cómo suena cada nota tanto para cantarla como para reconocerla por su sonido.
  4. Distinguir las diferentes figuras con las que crear ritmos musicales.
  5. Diferenciar los distintos tipos de compases que marcan el acento musical.

Aprender a hablar este idioma es una tarea ardua que requiere no solo tiempo y paciencia: la persona aspirante a músico necesita también una guía para saber si está estudiando correctamente y si su esfuerzo le está ayudando a alcanzar su meta musical.

Juegos serios

Hoy en día, la tecnología ayuda en muchos ámbitos de la vida y el aprendizaje del lenguaje musical no iba a ser menos. Vemos como algo normal que, gracias a las técnicas de la inteligencia artificial, una máquina pueda entender el habla y responder en consecuencia, interpretar un texto manuscrito, reconocer la canción que estamos tarareando, conducir un coche, crear arte, etc.

La inteligencia artificial puede ser una magnífica herramienta de ayuda al aprendizaje musical. Nuestro grupo de investigación ha creado, junto con una empresa de videojuegos, una serie de aplicaciones para tabletas y teléfonos inteligentes. Son juegos serios en los que hay que cantar y hacer uso de diversos elementos del lenguaje musical.

Las aplicaciones ofrecen herramientas divertidas de aprendizaje musical con las que aprender mientras se juega o jugar mientras se aprende. La clave para su buen funcionamiento: la tecnología desarrollada permite la interacción en tiempo real con el sonido cantado de las notas musicales.

Un conjunto de cuatro aplicaciones

Con esta filosofía subyacente de aprender jugando y jugar aprendiendo, nace la suite SolFaMe, con cuatro aplicaciones: SolFaMe, SolFaFly, SolFaMap y SolFaDrop. En breve, se unirá a la familia SolFaEditor.

SolFaMe enseña, de manera interactiva, los conceptos más básicos del lenguaje musical orientados al instrumento musical más universal: nuestra voz. En la pantalla de entrada, como elemento central, aparece un “afinador” con el que podemos escuchar el sonido de cada nota y, si cantamos, vemos en el pentagrama qué nota es la que estamos entonando.

La aplicación SolFaMe tiene un afinador que muestra la nota que estamos cantando.
Grupo de investigación ATIC y A bonfire of souls.

Adentrándonos en la aplicación, encontramos ejercicios variados para aprender, de manera dinámica e interactiva, diferentes conceptos de lenguaje musical. La interacción en tiempo real con la voz cantada es una de las características fundamentales que diferencian SolFaMe respecto de otras propuestas en el ámbito de aplicaciones didácticas para música. SolFaMe nos permite cantar y observar, a la vez que cantamos, qué nota es la que estamos cantando para poder autocorregirnos de manera inmediata y ajustar nuestra voz a la nota que queremos cantar.

Además de esta parte de aprendizaje interactivo, la aplicación cuenta con varios juegos en los que poner a prueba lo que hemos aprendido: SolFaMap, SolFaFly y SolFaDrop. En todos ellos, el protagonista del juego se mueve en consonancia con la nota que estemos cantando.

En SolFaMap, la nota que entonamos nos permite escoger por qué calle queremos ir para lograr un selfie.

En SolFaMap usamos la voz para elegir un itinerario.
Grupo de investigación ATIC y A bonfire of souls.

En SolFaFly, la nota que cantamos determina la altura a la que volamos para sobrevivir y no estrellarnos contra los objetos que hay en un escenario.

En SolFaDrop, podemos movernos con nuestro canto para recoger o no los objetos que van cayendo sobre el dron cantante.

Podemos recoger objetos decidiendo que nota cantar en SolFaDrop.
Grupo de investigación ATIC y A bonfire of souls.

A este conjunto de aplicaciones se le unirá en breve SolFaEditor, un editor de partituras que permite escribir la partitura con la que queremos practicar. Escrita la partitura, no solo podemos escuchar cómo suena, también podemos cantarla a la velocidad que elijamos. El sistema, gracias a una serie de técnicas de inteligencia artificial, es capaz de evaluar en tiempo real la melodía que estamos cantando. De esta manera comprueba que cantamos la nota adecuada y que interpretamos correctamente el ritmo representado por las diferentes figuras musicales. Todo ello convierte a SolFaEditor en una herramienta muy valiosa para los estudiantes.

Buena recepción

SolFaMe y su conjunto de aplicaciones asociadas ronda ya las 400 000 descargas y tiene una puntuación de 4.6 estrellas sobre 5 con más de 1 000 reseñas. La mayoría de los usuarios la encuentran “muy completa, muy buena para afinar la voz, muy útil y entretenida, muy linda y accesible…”. Además, a algunas de las mejoras que proponen los usuarios, como la inclusión de la clave de fa o un mayor rango de notas cantables, les dará respuesta SolFaEditor.

La inteligencia artificial puede ser una gran aliada en el ámbito musical, si se le sabe sacar partido. Los juegos serios, combinados con la interpretación de voz cantada en tiempo real, pueden ofrecer a los estudiantes de música una valiosa herramienta que combina aprendizaje y diversión.


SolFaMe se puede usar gratis con anuncios.

Isabel Barbancho, Catedrática de Universidad en el área de Teoría de la Señal y Comunicaciones, Universidad de Málaga. Profesora de Piano por el Conservatorio Superior de Música de Málaga., Universidad de Málaga; Ana María Barbancho Perez, Profesora Titular de Universidad en el área de Teoría de la Señal y Comunicaciones, Universidad de Málaga; Antonio José Fernández Leiva, Catedrático de Universidad (Dpto. Lenguajes y Ciencias de la Computación) en la Universidad de Málaga, Universidad de Málaga; David Báez de Burgos, Profesor, investigador y programador de videojuegos, Universidad de Málaga y Lorenzo José Tardón García, Catedrático de Universidad. Teoría de la Señal y Comunicaciones. Procesado de señal, audio, música, imagen, EEG, etc, Universidad de Málaga

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

--

¿Qué es DUPAO? Somos un magazine de Series y Películas, Ciencia y Tecnología, Marketing y Negocios, Productividad, Estilo de Vida y Tendencias.

 


Lo que más gusta

Lo más destacado

x